Feeds:
Entradas
Comentarios

Medio en broma

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 4

Aguilar de Campóo, 10 de junio de 1914.

Autor: El Niño de la Estaca

MEDIO EN BROMA

______

 

Reportero...El jocoso reportero que en los números anteriores firmó sus escritos con el pseudónimo de «El chico de la casa», ha sido expulsado de nuestra compañía, siendo muy poderosas las razones que nos obligaron a tomar tan sentida resolución. Y como aquí somos partidarios de la «luz y taquígrafos», ahí van los motivos de la determinación tomada, aunque se encorajine y rabie más el que hasta poco ha fue nuestro compañero:  Seguir leyendo »

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 4

Aguilar de Campóo, 10 de junio de 1914.

Autor: Buenaventura Pérez Amor 

.

AGUILAR DE CAMPOO

_____

Centro de atracción para el turista

Aguilar-Iglesia de San Andrés-2Se ponga con febril entusiasmo por todos los ámbitos del mundo la afición al Turismo, siendo una moderna fuente de positivos ingresos en todos los pueblos. Interpretándolo así, algunos Gobiernos, se preocupan con especial cuidado de estos asuntos y favorecen cuanto pueden las loables iniciativas encaminadas a extender esta afición instructiva, culta y amena.

España es la Nación que más curiosidad despierta en Europa y aun fuera de ella, al aficionado a tales excursiones. La gloriosa historia de nuestro pasado; las joyas arquitectónicas, pictóricas, artísticas y literarias; el hermoso e incomparable suelo, clima y cielo; las clásicas leyendas y las bellezas naturales que atesora nuestra Patria, son motivos para despertar los deseos de admirar esta Nación, única, que atrae, que subyuga y que por sus condiciones extraordinarias ocuparía un puesto más elevado en el concierto de las grandes potencias, si estuviéramos mejor dirigidos. Seguir leyendo »

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 4

Aguilar de Campóo, 10 de junio de 1914.

Autor: Antonio Pérez de la Fuente

.

Página casi literaria.

______

Un paseo cinegético por la comarca de Aguilar de Campoo

.

Estamos en una hermosa tarde del bochornoso estío. Mis aficiones cada día mayores al sport cinegético, hiciéronme abandonar las comodidades del hogar y lanzarme en busca de una docena de codornices, al sitio denominado municipalmente «monte-royal».

Picos de Europa

Picos de Europa

He logrado en poco tiempo, con creces, dar cima a la empresa propuesta: pero mi hermoso ejemplar cazallo, de nombre «Nay», incansable siempre, husmea y olfatea cada minuto que pasa con mayor ahínco, y demanda va muestra viene, aquí y acullá levanta caza en abundancia, hasta saciar mi ansiedad desmedida.

 Cuando ya iba a dar término mi expedición de la tarde, salta de improviso en inculto pedazo de terreno ligera liebre, y a ella encañono el derecho de mi escopeta. Cargada ésta de menuda munición, mi certero disparo no hace más que herir levemente al tímido animal. Intento descerrajarla el cañón izquierdo y espeso matorro me impide cubrir la herida pieza. Confío, no obstante, en la rápida carrera de mi perro, que con velocidad pasmosa arranca tras el lebranco y logra cobrarlo en la explanada de la cuesta de «Triago». Seguir leyendo »

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 4

Aguilar de Campoo, 10 de junio de 1914

 Autor:  Jesús Polanco

.

D. JUAN FERNÁNDEZ MANRIQUE

III Marqués de Aguilar – V Conde de Castañeda

________

La historia es el acto de presencia que hacen pueblos y hombres en la vasta extensión del tiempo, es la esencia viva deAntiguo Palacio lo pasado, testimonio perenne de superioridad y grandeza, protesta del alma inmortal contra lo ruín y perecedero. Carecer de historia es carecer de ascendencia en el orden prodigioso de la actividad humana, ser tronco sin raíces que agarren al suelo y lo sustenten y nutran, ser pasajero meteoro, nubecilla vaga, cuya existencia momentánea principia en un accidente de temperatura y acaba en un rayo de sol. Es, en suma, vivir sin horizonte, y falto, al caminar en la vida del supremo deleite y descanso del caminante, que consiste en volverse a contemplar lo andado y reproducir mentalmente lo acaecido en aquellos parajes cuyos contornos ya se oscurecen en la bruma de remota lontananza. Seguir leyendo »

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

 Año I – Núm. 4

Aguilar de Campóo, 10 de junio de 1914.

El Director: Asperino Martínez y Rodríguez 

.

Siempre hay descontentos

_______

Asperino Martínez y RodríguezDirector de EL ÁGUILA

Asperino Martínez y Rodríguez
Director de EL ÁGUILA

Esto lo suponíamos y no nos sorprende, sobre todo en esta villa donde jamás se acordaron ni soñaron escribir algo para que fuera conocida en otras regiones y sirviera de entretenimiento y a la vez de instrucción a sus habitantes; si algo se ha visto en este sentido ha partido de personas humildes en el concepto intelectual y hasta en el material, pero con intenciones sanas, sanísimas, según se tiene demostrado en los números publicados en esta etapa de su reaparición.

Gracias mil por la deferencia que nos dispensáis los que contribuís con la perra gorda al sostén de esta publicación, pues en verdad demostráis ser amantes del progreso y la instrucción; para los otros que la rechazan hasta con desprecio sin saber por qué, para éstos, nada, nada y nada. Entre las plumas colaboradoras las ha habido de reconocido prestigio y contamos continuarán ayudándonos, así como otros que se han ofrecido, y veremos si por ellos deponen su actitud los adversarios de EL ÁGUILA. Seguir leyendo »

Carta de un lector

Aguila volando sobre montañas nevadasEL ÁGUILA

 Año I – Núm. 3

guilar de Campoo, 30 de mayo de 1914.

Lector: Marcos Martínez

CARTA  DE UN LECTOR

______

Sres. Director y Gerente de EL ÁGUILA.

Mis distinguidos amigos: Ha llegado a mi poder el primer número de EL ÁGUILA y me sirve de gran contento ver el entusiasmo de su Director así como del Gerente y redactores (a quienes afectuosamente saludo) con la aparición de dicho periódico al que deseo larga existencia y por si algo sirve mi suscripción para lograr dichos fines, allá va su importe en sellos de correo, por no haber otro medio de giro; pues aunque alejado de ese mi querido pueblo, no por eso dejo de interesarme en cuanto pueda redundar en su beneficio y el que ustedes puedan proporcionarle con su periódico, es incalculable, por ser el medio más rápido de llevar a los pueblos la civilización y moralidad de todos.

             Me sirve de satisfacción este motivo par reiterarme de ustedes afectísimo amigo q. b. s. m.

 MARCOS MARTÍNEZ

Oviedo y mayo, 1914.

******

Nuestro Municipio

EL ÁGUILA

Aguilar de Campoo, 30 de mayo de 1914.

 

 

Nuestro Municipio

_____

 

Sesión extraordinaria del día 19 (de mayo) bajo la presidencia del señor Alcalde y con la asistencia de los concejales señores Santos, Tamayo, Fernández, Martínez y Gutiérrez, así como de los señores que componen la Junta municipal. Se procedió a dar cuenta de un asunto de gran importancia para esta villa, que es la construcción de un puente económico sobre el Pisuerga, el cual está incluido en el concurso abierto por el Estado, previo presupuesto. Se acordó por unanimidad facilitar las mayores ventajas con el fin de que sea un hecho su construcción en breve.

 

Estos asuntos, que se resuelven por los municipios con desinterés y actividad, merecen aplausos por todos, y no se los regateamos desde las columnas de este

La Bolera – El Soto

periódico.

También se habló de ir pensando en los festejos que se han de hacer en la festividad del patrono de esta villa, San Juan, y es indudable no se ha de escatimar, para que resulte lo más lucida en distracciones, con verbenas, bailes, cine, fuegos, corridas de gallos, cintas, etc., etc. Al efecto y oportunamente se publicará el programa.

 

******

 EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 3

 Aguilar de Campóo,

30 de mayo de 1914.

.

De nuestro estimado colega  El Eco de Barruelo, correspondiente al día 20 de mayo de 1914, copiamos el siguiente artículo, cuyo autor es

Alejandro A. de Santocildes Barrio

.

El Eco de Barruelo - Cabecera

¡ASÍ SOMOS…!

______

.

Plaza de Barruelo

Plaza de Barruelo

«Determinados individuos, opónense sistemáticamente a cuanto grande y beneficioso pueda salir del pensar ajeno. La realización de todo lo que pueda redundar en beneficio general, no la comprenden si no lleva consigo refinado egoísmo.

         Para ellos el placer del bien de sus semejantes no existe, y cuando ven a un individuo que se preocupa por un algo elevado y digno, no lo achacan a la caridad o filantropía, indagan motivos y causas en las que no pensó el instigador de ese bien general y creen que ése tal, persigue un fin egoísta, quizás criminal. Seguir leyendo »

Aguila volando sobre montañas nevadasEL ÁGUILA

 Año I – Núm. 3

Aguilar de Campóo, 30 de mayo de 1914.

Autor: El Chico de la Casa

.

Espectáculos y distracciones

_____

Notas del Chico

ViolínYa está el chico con la pluma en alto. Este chico que tanto da que hablar y que por lo menos hasta después de San Juan y San Pedro no dice quién es, porque así me place y porque disfruto oyendo los comentarios sabrosos que los curiosos hacen, adjudicando la paternidad de mis escritos a fulano, a fulano o a fulano. No, lectores míos, vais muy descaminados; de las cuatro o cinco personas que he oído nombrar y que podrían ser autores de las mal hilvanadas líneas que trazo, ni por asomo se parecen en nada a mí; yo soy… yo, que diría Perogrullo, Gedeón o cualquier otro personaje por el estilo. Continuad discurriendo, amigos, mientras preparo las cuartillas necesarias para rematar el presente número, y basta de inútiles divagaciones.

No se portó mal la decena en cuanto a distracciones se refiere. Vamos por partes:

Seguir leyendo »

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

 Aguilar de Campoo, Año I – Núm. 3

30 de mayo de 1914.

Autor: Manuel Gómez Renedo

.

Los libros de texto

_____

Catón de los niños

Catón de los niños

Tanto se ha abusado y se abusa desgraciadamente en nuestras escuelas de este modo de instruir, que en la estimación popular sabe más el niño que mejor suelta una lección, aunque de ella no entienda una palabra. Este exagerado culto al libro vicia la enseñanza y en las escuelas, de ordinario, se limita, principalmente, la ilustración a que los niños reciten como papagayos lo que dicen determinados libros sin cuidarse los maestros de que entiendan lo estudiado, y cuanto mejor lo hacen los niños tanto más instruidos están en concepto del vulgo y aún de personas de carrera, apreciándose –es cosa corriente- su valor en los exámenes por la habilidad con que repiten un párrafo –cuanto más largo mejor- y no por la explicación, aunque sea mal dada, de la cuestión tratada. ¡Error funesto para la enseñanza! Seguir leyendo »

Vamos de acuerdo

Aguila volando sobre montañas nevadasEL ÁGUILA

 Año I – Núm. 3

Aguilar de Campóo, 30 de mayo de 1914.

Autor: Buenaventura Pérez Amor

 Vamos de acuerdo

______

En el artículo  autorizado con mi firma fue publicado en el número anterior se observaba alguna discrepancia con el criterio mantenido por el director de este decenario y a fin de colocar la verdad en el merecido lugar, van las siguientes líneas:

Dejándome llevar de la impetuosidad y vehemencia de mi carácter, esperaba que la tirada del primer número de EL ÁGUILA fuese materialmente arrebatada de las manos de nuestro vendedor y que no podría faltar en ningún domicilio siendo el tema único de la general conversación. No fue así, aunque sea triste confesarlo; mis esperanzas, fueron en parte defraudas, las ilusiones que abrigaba mi pensamiento eran quiméricas, no tenían visos de realidad. Seguir leyendo »

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 3

Aguilar de Campoo, 30 de mayo de 1914.

El Director: Asperino Martínez y Rodríguez

.

La cultura en los pueblos

_______

.

Asperino Martínez y RodríguezDirector de EL ÁGUILA

Asperino Martínez y Rodríguez
Director de EL ÁGUILA

En todos los pueblos del globo terráqueo se va camino del progreso y de la civilización. La base de ello es la educación desde la infancia; si ésta falta es indudable, caro lector, que llega un día, un momento en que se notan sus efectos.

 Los padres, o los que hagan sus veces, primero, y luego los maestros, son los obligados a hacer entender, cada cual en su período, que el hombre o la mujer bien educados gozarán del aprecio general en la sociedad; no puede ser el que todos sean instruidos, ya por carecer de medios para ello, ya porque no fueron dotados del despejo suficiente; de todos modos, aquél que falto de medios tiene que carecer de conocimientos, es el más obligado a observar lo que las personas instruidas hacen, porque es indudable que el hombre bien instruido no debe dar mal ejemplo. ¿Quién no censura los actos que se realicen en desprecio de otro? Aquél que carezca de sentido común, o alentado por el talismán se cree con paso franco en todas partes, sin acordarse de que en la vida todos nos debemos el respeto y el aprecio consiguiente. Seguir leyendo »

¡A suscribirse!

AGUILAR DE CAMPOO

Periódico “EL ÁGUILA”, núm. 2, 2o de mayo de 1914.

 

A suscribirse

Aguila volando sobre montañas nevadasEL ÁGUILA

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campoo,

20 de mayo de 1914.

Autor: Emilio Álvarez Vilata

.

De la fiesta del árbol

_____

Carta que, por mediación del culto periódico EL ÁGUILA, dirigen varios arbolitos desde el monte «Betrocolo» al reputado médico y simpático y celoso alcalde de Mundaca, don Martín Gondra Robles.

naranjosQuerido protector: Nos hemos enterado con gran júbilo de que ha unos días has visitado las escuelas nacionales y no oficiales de este Municipio a fin de recomendar a los niños de ambos sexos que nos amen y respeten, así como también a las plantas y flores, conminándolos con multas si llegaren a desobedecer tus mandatos en esta orden.

Pero nuestro júbilo subió de punto al presenciar desde estas alturas el grandioso festival que en nuestro honor has celebrado y más, si cabe, al oír el himno que en nuestro obsequio has cantado en tu magistral discurso, tan justamente aplaudido y digno por todos conceptos de ser publicado a los cuatro vientos. Seguir leyendo »

Bienvenida

EL ÁGUILAÁguila-Cielo

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campoo, 20 de mayo de 1914.

Autor: Manuel Rodríguez Martín

 

Bienvenida

___

 

Cervera de PisuergaDejaría yo de participar mi adicto amor al periodismo si en una ocasión tan propicia, como es la reaparición de EL ÁGUILA, no emborronara una cuartilla con mi modestísimo ingenio para exteriorizar mi congratulación al ver que su digno director, lejos de desmayar en su empresa, la reanuda con visibles muestras de entusiasmo y grandes deseos de éxito, los que se verán coronados con el reconocimiento del culto público.

Por el programa que, en su primer número anuncia, no será intrépido el augurarle una marcha triunfante, con la que sin duda alguna alcanzará incalculables beneficios la importante villa de Aguilar y sus alrededores.

Cuatro palabras laudatorias y con creces merecidas son lo suficiente para despertar la sed de prensa local que, en una villa de tal rango se sentía.

Queda mi insignificante pluma a disposición de EL ÁGUILA para prestarle mi modesta ayuda y que la marcha de éste llegue a alcanzar el mayor grado de esplendor es lo que desea.

 Estación de Cervera de Pisuerga

16 de mayo de 1914.

****

EL ÁGUILA

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campoo, 20 de mayo de 1914.

Autor: El Chico de  la Casa

AGUILAR DE CAMPOO

Fiestas y feria de San Isidro

___

La víspera

 

Preocesión de San Isidro en Aguilar¡Viva mi Santo Patrono! Grité repetidas veces y todo lo fuerte que me consentía mi garganta, el ver el hermoso día que se nos presentaba, impropio de este país en el mes de mayo. Pues es el caso, que como «por la víspera se conoce el santo» según reza el conocido refrán, me levanté con ganas de holgar y en vez de dedicarme a las ordinarias y rudas tareas, me marché de paseo con el solo y exclusivo objeto de matar el tiempo hasta la hora propicia de ir a la estación a esperar a los famosos dulzaineros contratados.

Estábamos en casa del simpático Bárcena una porción de muchachos, introduciendo en nuestro abdomen el consabido y legítimo vermouth, cuando la campana nos anunció la salida del convoy de la inmediata estación: mano al bolsillo se satisface la contraída deuda al mismo tiempo que entra en agujas el tren majestuosa y lentamente.

¡Aguilar!… ¡Cuatro minutos!

Empieza el ascenso y descenso de los múltiples viajeros. ¿Qué es eso?, ¿se marcha aquella morena?, ¡Adiós, mi vida! ¡Hasta la vuelta! Llegamos a casa deFestividad de San Isidro Constantino y, una vez refrescadas las laringes, golpe al parche y a los acordes de un jacarandoso pasodoble, recorrimos el pueblo hasta dejar alojados convenientemente a los notables dulzaineros de Pampliega.

Creía que iba a resultar demasiado larga la tarde, pero el deber de informar a mis lectores de todo cuanto de notable ocurre, me hizo volver a la estación a presenciar el recibimiento que se hacía a una comisión que llegaba para ultimar detalles relacionados con la estancia en nuestra villa de una colonia escolar de Santander, cuyos pormenores van aparte.

Llegó la noche, esperada con impaciencia por la gente joven. Mientras el monumental carro de brezos, preparado de antemano, era pasto de imponentes llamas, danzaban alegres y numerosas parejas alrededor del artístico kiosko, que ocupaban los citados dulzaineros y desde donde ejecutaban las más armoniosas composiciones de su extenso y variado repertorio.

La animación en la plaza de Luis Polanco –quedamos en que se llama así ¿eh?- era extraordinaria y no cesó hasta media noche, que un poco cansados, nos retiramos todos a descansar, a fin de recuperar fuerzas para el siguiente día.

 La festividad

Amaneció el día 15, tan espléndido como el anterior. Las matinales dianas interrumpieron mi plácido sueño, haciéndome abandonar inmediatamente un cómodoCelebrando San Isidro lecho, para acompañar a los amigos en el recorrido que hacían invitando a todo el pueblo a seguir nuestro ejemplo. Más tarde, un momento de descanso, el tiempo preciso para asearse y prepararse para la procesión y la misa.

Tanto una como otra solemnidades religiosas se vieron muy concurridas y el panegírico del Santo, estuvo a cargo de nuestro párroco.

La afluencia de forasteros es grande, en el ferial hay movimiento: buen principio de feria; no hay quien me disuada de que con el tiempo será de las mejores (ferias) que aquí se celebran. La gente moza de estos alrededores, casi sin excepción, vino a presenciar las fiestas, dando la nota característica de buen humor y alegría, peculiar de la comarca.

Celebraron por la tarde los socios de la cofradía de San Isidro, el tradicional banquete en casa de Constantino Toribio; vi las mesas bien puestas y, por llegarFestividad de San Isidro Labrador demasiado tarde y permanecer poco tiempo allí, no me enteré del menú, que según me refieren fue bueno de verdad. ¡Lástima de ser aún joven!

La romería en la era de Portazgo, revestía excepcional importancia por la cantidad tan enorme de personas que allí se reunieron.

La temperatura excesiva, que se hacía sentir, fue la causa de que se formase una gran tormenta por la tarde, que descargó a altas horas de la noche. No fue esto obstáculo para que los portales se vieran muy concurridos.

La sociedad recreativa que lleva por título «La Rosa» tuvo abiertas las puertas de su salón desde las primeras horas de la mañana, no decayendo la animación hasta más de media noche, que, rendidos por el exceso de movimiento, nos fuimos a reposar, esperando otra fiesta análoga  para repetir estos ratos de expansión, a los que tan aficionado es. 

****

P o s t a l e s

Aguila volando sobre montañas nevadasEL ÁGUILA

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campoo, 20 de mayo de 1914.

Autora: Concha Pérez Amor

            

P  O  S  T  A  L  E  S

_______

                                        A una religiosa

No pidas nada al mundo que dejaste.

Sujeta tus pasiones y deseos.

Olvida los continuos devaneos

con que el alma en el siglo atormentaste.

Hoy sólo a Dios te debes, niña hermosa.

En el claustro ha de estar tu pensamiento,

si quieres que la vida del convento

se deslice muy dulce y silenciosa.

                                                                PEREZA

            

                                                          A una artista

Un pensamiento para el rico álbum

que tesoros encierra de lindezas.

Son muy toscas, mis pobres facultades,

para cantar tus glorias y grandezas.

Voy, no obstante, a decirte una verdad.

que espero grabarás en la memoria.

Huye el placer que el mundo te promete

si quieres conservar limpia tu historia.

                                                                  PEREZA

******

El primer obstáculo

EL ÁGUILAÁguila Imperial.

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campoo, 20 de mayo de 1914.

Autor: Buenaventura Pérez Amor

.

El primer obstáculo

____

 

Miguel de CervantesTentado estuve de poner en práctica las palabras que el inmortal Cervantes coloca en boca de Cide Hamete al terminar su obra imperecedera «Don Quijote de la Mancha»: «Aquí quedarás colgada desta espetera y deste hilo de alambre, ni sé si bien cortada o mal tajada, péñola mía» al ver la indiferencia con que fue acogida la aparición de nuestro primer número.  Seguir leyendo »

EL ÁGUILAÁguila Imperial.

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campóo, 20 de mayo de 1914

Autor: Antonio Pérez de la Fuente

 

Algo sobre la estación de Aguilar

____

 

Vagón de viajero antiguoBajo este mismo epígrafe y con fecha 28 de noviembre de 1899 apareció en las columnas de este humilde decenario, en la segunda época de su publicación, un artículo en el cual me quejaba amargamente de lo inmundo e incapaz del edificio destinado a Estación del ferrocarril de esta villa, y suplicaba al señor Director de los ferrocarriles del Norte, al Excelentísimo señor Ministro de Fomento, por entonces señor Pidal, y a las personas influyentes del distrito y la provincia, se interesasen porque se demoliese tal covacha, (que tenía el carácter de estación provisional), y se procediese sin demora a la construcción de un nuevo local que llenase las condiciones de capacidad y confort necesarios a las urgencias cada día mayores y más apremiantes del enorme tráfico mercantil de este importante pueblo.  Seguir leyendo »

Gratitud

EL ÁGUILAAguila volando sobre el agua

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campóo, 20 de mayo de 1914.

El Director:  Asperino Martínez y Rodríguez

 

 

 

GRATITUD

____

 

Baja resoluciónEl agradecimiento es deber contraído con el público de esta culta villa y de los pueblos de la región por el entusiasmo demostrado en adquirir el periódico EL ÁGUILA, mi admiración es grande al ver el interés con que lo ha leído, todo sin duda alguna, por creer encontrar en él algo que llamara la atención debido a que alguna pluma de reconocida fama hubiera colaborado.  Seguir leyendo »

Pueblos viejos

EL ÁGUILAAguila volando sobre el agua

Año I – Núm. 2

Aguilar de Campoo, 20 de mayo de 1914.

Autor: Juan Díaz-Caneja

 

Pueblos viejos

___

 

Plaza y Colegiata de Aguilar en día de lluviaTienen los pueblos viejos un encanto delicado y sutil. Tienen una poesía melancólica y fragante que muchos quieren destruir con el espíritu utilitario característico del criterio estético moderno. Tienen la virtud soberana que «es fuente de fuerza y fuente de libertad». Y además de la vejez señorial y augusta, Aguilar de Campóo posee el relicario histórico de la montaña palentina, que por imperioso deber de conciencia, no se debe perder. Seguir leyendo »

EL ÁGUILA

Año II – Núm. extraordinario y último.

Aguilar de Campóo, 10 de abril de 1915.

El Director: Asperino Martínez y Rodríguez

 

 

Me despido…

Quizás para siempre

­­­­­­­­___

 

¡Adiós mis queridos admiradores! Con harto sentimiento me separo de vuestro lado, no porque durante este período de estancia por esta tierra me hayáis tratado mal, no, me voy a otro país donde es más necesaria mi presencia, mis súbditas [las águilas] se han sublevado durante mi ausencia y quiero imponerlas mi autoridad para normalizar la tranquilidad entre ellas.

        Aquí ya no sería provechosa mi estancia, conozco los defectos de que adolecen los habitantes de esta región y se me haría muy molesto repetirles que por tal camino no se va a ninguna parte. Una, dos y hasta tres veces se pueden decir las cosas, pero más, ¡imposible!; con ello se demostraría el grado de cultura de que estamos revestidos y esto motivaría envidias a otros países, que de fijo nos declararían la guerra, y ésta hay que evitarla; sus resultados son fatales, por lo tanto remontaré mi vuelo en breve, pero antes he de cumplir con los deberes de cortesía, he de despedirme demostrando educación y agradecimiento a todos cuantos en mis alas han gravado algo provechoso que conservaré en mi “biblioteca” para que si a mis “hijos, nietos o biznietos” algún día les diera por visitar estos lugares, tuvieran datos del grado de cultura que había en esta región y verían si logró adelantos o retrocesos. Seguir leyendo »

Mi despedida

EL ÁGUILA

Año II – Núm. extraordinario y último.

Aguilar de Campóo, 10 de abril de 1915.

Autor: Bernardo

 Colaborador

 Mi despedida

­­­­­­­­___

 

En mayo del pasado año, cuando preparamos el primer número de este periódico, parecíanos poco menos que imposible asegurar su tirada durante tres meses. Insensiblemente pasó el primer trimestre, el segundo y el tercero, y pudiera transcurrir todavía otros muchos si no estuviéramos persuadidos de que el tiempo consagrado al periódico nos será de más utilidad y provecho dedicado a los negocios que nos proporcionan los medios de nuestra vida.

        Más de once meses ha vivido «El Águila»; deja su desaparición un vacío insondable, y los que en él colaboramos, sentimos algo así como remordimiento al abandonar la empresa apenas dada cima, cuando libres de obstáculos por todas la veredas solo vislumbrábamos satisfacciones, merecidas por los pasados disgustos y contrariedades. Seguir leyendo »

Era de esperar

EL ÁGUILA

Año II – Núm. extraordinario y último.

Aguilar de Campóo, 10 de abril de 1915.

Autor: Manuel Gómez Renedo

Colaborador

 

Era de esperar

­­­­­­­­___

 

Si grande fue la satisfacción que experimenté cuando por tercera vez se publicó este querido decenario, no ha sido menor el sentimiento que en mí ha producido la noticia de su desaparición.

        Como colaborador, aunque insignificante, desde su fundación, dejaría sin demostrar mi amor hacia la prensa local, si para la formación del último número no contribuyera con un pequeño trabajo.

        Lamento muy de veras el que tan pronto «El Águila» se ausente de esta región donde tan necesaria es su estancia por los efectos que produciría en nuestra sociedad que tan necesitada está de que se la marquen los caminos por donde se adquiere la cultura y el progreso.

        Estos fueron los objetivos principales que motivaron la tercera aparición de este decenario, pero convencidos de que resultaban inútiles cuantos esfuerzos morales y materiales se hagan por el progreso y cultura en esta zona, con justa razón el director, de acuerdo con el gerente, han decidido suspender por ahora la publicación.

        Esto no me ha sorprendido, pues a diario vemos iniciativas nobles que fracasan, y en esta villa se padece de tal enfermedad que mientras no se descubra una «estufa» que desinfecte la atmósfera tan enrarecida que respiramos, la enfermedad de la ignorancia perdurará.

* * * *

Adiós, señores

EL ÁGUILA

Año II – Núm. extraordinario y último.

Aguilar de Campóo, 10 de abril de 1915.

Autor: El Niño de la estaca

 Reportero

 

Adiós, señores

­­­­­­­­___

 

 Y aquí incluyo, también, al incontable número de lectoras que buscan mi firma tan pronto como a su poder llega el periódico y me leen en primer término. Para éstas vaya mi perenne agradecimiento por tal deferencia.

        Tuvieron casi siempre mis escritos la habilidad de molestar a alguien y sin embargo nadie se metió conmigo, eso que yo anhelaba contender con el otro Don Simplicísimo –no el escritor-, con el señor Tontúnez y el señor Bobililis, tres tipos muy originales y a propósito para estas cuestiones, por su irascibilidad y mal carácter.

        Nadie aceptó mis retos y solamente un escribidor llegó a amenazarme desde una distancia considerable, por creerse con derecho a ocupar un sillón en la «Gran Academia de la Ignorancia», forjada por mi mente. Seguir leyendo »